Amoladoras Angulares

Amoladoras angulares eléctricas e inalámbricas profesionales para todo tipo de trabajos domésticos, en talleres, a pie de obra, entre otras aplicaciones. Miniamoladoras, modelos súper potentes, y mucho más encontrarás en nuestro stock; elige el apropiado para ti y consigue una buena oferta en Airzagas, con envío rápido y calidad garantizada.

Mostrando 1-11 de 11 artículo(s)

Amoladoras angulares eléctricas e inalámbricas profesionales para todo tipo de trabajos domésticos, en talleres, a pie de obra, entre otras aplicaciones. Miniamoladoras, modelos súper potentes, y mucho más encontrarás en nuestro stock; elige el apropiado para ti y consigue una buena oferta en Airzagas, con envío rápido y calidad garantizada.

¿Para qué sirve una amoladora angular?

Las amoladoras angulares son, por mucho, el modelo más utilizado en todo el mundo. Esto, se debe a su gran capacidad para adaptarse a casi cualquier tipo de trabajo de cepillado, amolado, lijado, pulido, abrillantado, corte y limpieza de superficies, dentro y fuera de ámbito doméstico.

En dependencia del disco que se utilice (siempre atendiendo al diámetro soportado por el modelo de amoladora angular que se posea), estas herramientas pueden trabajar sobre superficies blandas y/o duras, como piedra y metales, manteniendo su eficiencia.

De hecho, otra de sus grandes ventajas es que existen muchos accesorios disponibles para conseguir la mayor versatilidad posible de usos con cada modelo, sobre todo cuando se trata de equipos procedentes de fabricantes reconocidos y con una larga trayectoria en el sector –muchas de ellas las encontrarás en nuestra tienda-.

¿Cómo se usa una amoladora angular?

Las amoladoras angulares son relativamente sencillas de utilizar, no obstante, tener algunos conocimientos previos en materia de bricolaje resulta bastante útil, sobre todo para la elección correcta de los discos y la potencia, según la superficie de trabajo y la función que  se pretenda realizar con el equipo.

Veamos cómo usar la amoladora angular en algunas de sus funciones básicas y según su tipo (pequeña -miniamoladora- o grande):

Miniamoladoras angulares

Con una miniamoladora angular es posible cortar una variedad significativa de metales, para ello, basta con usar un disco abrasivo de 115 -125 mm. Siempre que la superficie no exceda los 45 mm, aproximadamente, la herramienta operará de forma efectiva en chapas, tubos de acero, varillas, tornillos, clavos, perfilería, etc. 

Además, las amoladoras angulares pequeñas pueden cortar gran cantidad de materiales cerámicos como piedra natural, azulejos, bordillos delgados de hormigón, entre otros. Para esto, solo es necesario cambiar de disco. En el caso de los azulejos, existen incluso accesorios especiales con funciones específicas, como las coronas de diamante, las cuales se usan para cajear la toma de fontanería.

Por otra parte, las miniamoladoras angulares sirven para desbastar metales y piedras, así como para rebajar, pulir y abrillantar superficies. Se usa frecuentemente en la carpintería metálica.

Amoladoras angulares grandes

Las amoladoras angulares grandes (también puedes encontrarlas en el mercado con el nombre de radial), se utilizan sobre todo en reformas, así como en obras de nueva construcción. Se usan de la misma forma que las miniamoladoras angulares, y de hecho realizan las mismas funciones, solo que son equipos más potentes, diseñados para un volumen de trabajo superior, con discos más grandes (de unos 230 mm de diámetro).

Tal y como ocurre con los modelos más pequeños, basta con cambiar el disco para pasar de una función a otra. Sin embargo, a diferencia de estas, la mayoría de los modelos funcionan con alimentación eléctrica a través de un cable y tienen un consumo energético más elevando.

¿Qué ventajas tienen las amoladoras angulares frente a las rectas?

Las amoladoras angulares son mucho más versátiles, ya que están concebidas para un uso heterogéneo. A diferencia de las rectas, se pueden trasladar de un logar a tro con gran facilidad, y no precisan de una mesa, pedestal o soporte estático en talleres. Gracias a esta propiedad, además, existe una gran variedad de modelos inalámbricos, lo cuales pueden ser usados sin necesidad de un cable de alimentación, facilitando aún más el acceso a cualquier entorno de trabajo.

Con una amoladora angular, por otra parte, es posible operar en espacios reducidos y tanto la variedad de modelos como la posibilidad de elegir entre precios y fabricantes son bastante superiores.

¿Qué debes tener en cuenta antes de comprar una amoladora angular?

El éxito, la eficiencia, la calidad y el resultado final del trabajo cuando está implicado el uso de una amoladora angular depende, en gran medida, de la correcta elección del equipo que se vaya a utilizar para la ejecución del mismo. A continuación, te comentamos algunos de los elementos que no debes dejar de considerar a la hora de comprar una nueva herramienta.

Potencia de Giro

La potencia de giro de uno de los factores que no puedes dejar de considerar, ya que de ella depende el desempeño de tu equipo en determinadas superficies. Este valor, se mide en revoluciones por minuto RPM y estará siempre especificado por el fabricante en la ficha del producto.

Peso

El peso de una amoladora angular puede ser bastante variable. Es importante que tengas en cuenta que este equipo es portátil y puede que necesites utilizarlo durante jornadas extensas. Lo mejor es que tu herramienta sea ligera, siempre y cuando la potencia de giro cumpla con los valores que necesitas para una ejecución eficiente.

Empuñadura Auxiliar

Este mango extra, el cual encontrarás en algunos modelos específicos, te permitirá mayor estabilidad, facilitará el trabajo y brindará un resultado final mejorado, sobre todo si no se tiene una gran experiencia. La mayoría de los modelos profesionales incluyen una empuñadura auxiliar.

Consumo Eléctrico

Ciertamente, las amoladoras angulares más potentes (sobre todo las grandes), consumen más energía eléctrica. Dicho con otras palabras, mientras mayor sea el número de Watts “W”, mayor será también el consumo. Antes de comprar tu amoladora, debes asegurarte de que la usarás en un sitio donde cuentes con la alimentación necesaria para tu herramienta (este problema se atenúa bastante cuando eliges un modelo inalámbrico)

Nuestras marcas de amoladoras angulares: Milwaukee

Trabajamos con marcas profesionales en las que cada uno de los elementos considerados con anterioridad está cuidadosamente equilibrado para ofrecer un equipo ligero pero potente y con un consumo mínimo de energía. Echemos un vistazo uno de los modelos más eficientes de Milwaukee: la amoladora angular M18.

Se trata de un modelo inalámbrico con un rendimiento similar al de un equipo por cable de 1 200W, con un selector de velocidad de 5 pasos que puede trabajar incluso sobre acero inoxidable con alta eficacia.

Además de tener empuñadura auxiliar, posee una tecnología anti-vibración integrada que aumenta la precisión, con máxima protección para evitar arranques automáticos y/o frenar el disco en apenas 2 segundos.

Por otra parte, no necesita una llave para cambiar de disco y tiene una protección extra para que el polvo no entre en el motor.

La batería del equipo no solo se puede sustituir, sino que además es compatible con cualquier modelo de batería de MILWAUKEE® M18™.

 

Preguntas frecuentes

¿Qué amoladora angular es mejor?

Depende del trabajo que se vaya a realizar con ella: para el sector de la construcción, por ejemplo, es recomendable utilizar una amoladora grande, con motor de alta potencia; sin embargo, para trabajar en talleres, hogares, y para hacer trabajos de bricolaje variados, lo mejor es un modelo mini, con o sin cable, como la M 18 portátil de Milwaukee, ambas disponibles en el catálogo de Airzagas con una excelente oferta de precio.

¿Qué tipos de amoladoras existen?

Existen dos tipos de amoladoras: las angulares y las rectas. Las primeras, son las más utilizadas en el sector, ya que tienen un uso mucho más versátil y pueden trasladarse fácilmente de un lugar a otro.

¿Cuántos tamaños de amoladora hay?

Existen amoladoras pequeñas, conocidas como miniamoladoras y amoladoras grandes (son los dos tamaños estandarizados). El tamaño de la amoladora es directamente proporcional al de su motor, y por tanto a su potencia. La potencia determina el diámetro del disco que se puede utilizar, exclusivamente.  

Producto añadido a favoritos
Productos añadidos para comparar

Este sitio web, al igual que la mayoría de los sitios en Internet, usa Cookies para mejorar y optimizar la experiencia del usuario.