Amoladoras Eléctricas Enchufables

Amoladoras eléctricas de las mejores marcas con variadas ofertas, modelos y precios para adaptarse a cualquier necesidad. Selecciona el diseño apropiado según el trabajo que vayas a realizar y enviamos tu pedido en tiempo récord. Mira las reseñas de otros compradores de tu producto elegido y consúltanos si tienes dudas antes, durante o después de realizar tu compra. Estaremos encantados de asesorarte.

Mostrando 1-5 de 5 artículo(s)

 

Amoladoras eléctricas de las mejores marcas con variadas ofertas, modelos y precios para adaptarse a cualquier necesidad. Selecciona  el diseño apropiado según el trabajo que vayas a realizar y enviamos tu pedido en tiempo récord. Mira las reseñas de otros compradores de tu producto elegido y consúltanos si tienes dudas antes, durante o después de realizar tu compra. Estaremos encantados de asesorarte.

 

¿Para qué sirve una amoladora eléctrica?

En dependencia del modelo de amoladora eléctrica que se utilice, así como del disco seleccionado en cada caso, esta herramienta permite realizar cortes, lijado, pulido, desbastado y/o abrillantado de superficies.

Con estos equipos se puede trabajar tanto con materiales sólidos como suaves; de hecho, sus funciones son muy versátiles. Por supuesto, el correcto desempeño dependerá de la potencia del motor, el tipo de amoladora eléctrica y las variantes de disco que esta admita.

Por lo general, se usan las amoladoras angulares y las mini amoladoras en trabajos domésticos (también se pueden utilizar para trabajar a pie de obra), reservando el resto de los prototipos para el trabajo profesional en talleres, industrias etc.

Muchas veces, basta con cambiar el disco para que la herramienta pase de una función a otra, o de un material a otro, sobre todo cuando se utilizan amoladoras eléctricas profesionales con motores de alta potencia.

 

¿Cómo se usa una amoladora eléctrica?

La amoladora eléctrica es un equipo profesional, lo cual implica una capacidad considerable para realizar trabajos a alta velocidad y por eso, el primer paso para usarla, es seguir el protocolo de seguridad establecido para cada labor específica. Los EPIs imprescindibles, en casi todos los casos, suelen ser los guantes y las gafas protectoras.

Ahora bien, para entender cómo se usa una amoladora eléctrica, lo primero es analizar su principio básico de funcionamiento. Independientemente del modelo, las amoladoras tienen 3 partes básicas, la empuñadura, el disco, y la amoladora propiamente dicha. En esta última, se localizan una especie de almohadilla de pulido llamada bonete y un botón de bloqueo para cambiar de disco con facilidad.

En el centro del aparato se localiza el motor, con un punto de apoyo y una tapa para la inspección de carbones, así como el interruptor que inicia y detiene el trabajo del equipo.

Por último, se encuentra el mago, de donde sale el cable de alimentación para poder conectar la herramienta. En dependencia del modelo, puede ir acompañado de un indicador led para avisar en caso de sobrecarga o fallos con el voltaje.

Para evitar cualquier accidente, lo ideal es desconectar el equipo mientras se hagan pausas para descansar, así como revisar siempre la fuente de energía eléctrica antes de comenzar a operar.

 

¿Qué ventajas tienen las amoladoras angulares eléctricas frente a las demás?

Las amoladoras angulares eléctricas son las más utilizadas en el mercado, pues tienen un uso mucho más versátil que el resto de los modelos disponibles. Pueden variar su función con apenar cambiar el disco, a menos que se vaya a trabajar con una superficie muy curva, irregular o compleja. Si además se trata de un equipo potente, puede ser útil para casi todo. Es el modelo por excelencia que se emplea en la realización de trabajos domésticos.

Por otra parte, los equipos eléctricos tienen la ventaja de un tiempo de trabajo prolongado (mientras exista electricidad, no tienen por qué detenerse). Evitan que tengas que invertir en baterías de reemplazo y suelen ser siempre de alta potencia, con motores poderosos y duraderos que además aceleran la velocidad del trabajo y mejoran la eficiencia durante la jornada.

 

¿Qué debes tener en cuenta antes de comprar una amoladora eléctrica?

Para elegir la amoladora eléctrica indicada debemos, tal y como ocurre con cualquier equipo, atender a varios aspectos técnicos de la propia herramienta, así como a la función o las funciones que queremos darle. A continuación, analizaremos de forma muy breve cuáles son los elementos más relevantes para una elección acertada.

Tipo de amoladora eléctrica

Como tal vez sepas, existen dos tipos de amoladoras eléctricas: las amoladoras rectas y las angulares. Las primeras, se usan para trabajos precisos en superficies complejas, para lijar y para afilar. Las segundas, son las más empleadas en el mercado, y sirven para casi todo, por lo que hay una mayor variedad de modelos y aplicaciones.

Tamaño del disco

Las amoladoras eléctricas usan discos proporcionales a su tamaño. Por lo general, las llamadas miniamoladoras, las más usadas en hogares y bricolaje, permiten colocar discos de hasta 125mm de diámetro y no suelen exceder los 1500W.

Las amoladoras grandes, por su parte, admiten discos de hasta 230mm de diámetro y suelen usarse en el sector de a construcción, por ejemplo, ya que son más potente y robustas. Se recomiendan también para superficies grandes y para materiales de alta dureza.

Potencia

La potencia de una amoladora determina la capacidad de trabajo de esta al interactuar con diferentes materiales. Desde luego, las amoladoras grandes son más potentes. En cualquier caso, lo importante es que tengas en cuenta que ara realizar trabajos profesionales el mínimo recomendado es 7 amperios.

Inserción del mago

Si eres zurdo, esta propiedad es prácticamente imprescindible, pues gracias a ella podrás adaptar en mango de tu amoladora para operar el equipo con la mano izquierda, colocándolo en cualquier posición.

 

Nuestra marca de amoladoras eléctricas: Milwaukee

Nuestra marca de amoladoras eléctricas, Milwaukee, pertenece a un fabricante que lidera el sector a nivel internacional. Ofrece calidad, durabilidad y óptimo desempeño, con mejores características que proceden de la implementación de tecnología de vanguardia.

En esta ocasión, te recomendamos el modelo AGV 17-125 – 1750W de Milwaukee. Se trata de una amoladora eléctrica angular que además incluye AVS para acero inoxidable, con un potente motor concebido con protección para una vida prolongada.

Posee un selector con nada menos que 7 velocidades, con arranque progresivo y potencia constante. Su empuñadura integra un sistema anti-vibración, para resultados más precisos, y el disco puede ser cambiado sin necesidad de llave, gracias a la tecnología de tuerca FIXTECTM.

Se trata además de un modelo muy seguro, con embrague anti-retroceso y resistencia a las chispas. Además, tiene protección térmica para evitar el sobrecalentamiento del equipo, con 4 metros de cable engomado.

También te dejamos nuestra selección de amoladoras con batería inalámbricas.

 

Preguntas frecuentes

¿Cuál es la mejor amoladora para uso doméstico?

Para uso doméstico se recomiendan las miniamoladoras, ya que son lo suficientemente potentes para asumir cualquier trabajo de bricolaje en el hogar, pero no tienen el elevado amperaje de los modelos grandes (el cual no se necesita para dichas funciones). Además, son más económicas.

¿Qué marca es buena en amoladoras?

En Airzagas recomendamos las amoladoras de Milwaukee, marca líder en el sector que además ha innovado en tecnología específica para este tipo de herramientas eléctricas. Puedes ver modelos destacados en nuestro catálogo.

¿Qué diferencia hay entre una amoladora y una radial?

Una radial y una amoladora son dos equipos muy similares en cuanto a su función y a su principio de funcionamiento, solo que las amoladoras son más variadas en modelos. Lo correcto sería decir que la radial equivale a la amoladora angular.

Producto añadido a favoritos
Productos añadidos para comparar

Este sitio web, al igual que la mayoría de los sitios en Internet, usa Cookies para mejorar y optimizar la experiencia del usuario.